Ucrania: "La guerra no puede tener la última palabra"