El saludo de Francisco a los atletas de los Juegos Paralímpicos en Tokio