México, la visita del Nuncio a Apatzingán: un signo de paz en medio de violencia