Miren al futuro, no al pasado, dice el papa a familias