Patton: El Líbano está postrado, pero no pierde la esperanza