Ucrania: conversaciones en Turquía, pero las bombas continúan